Informes y entrevistas al teléfono:
(11) 4545-1065

contactos a arca1990hoy@yahoo.com.ar
 
 

Nuestro grupo se reúne en la ciudad de Buenos Aires Una vez por semana para practicar los Movimientos yDanzas Sagradas de Gurdjieff en una sala en Palermo
y cada quince días nos reunimos con el grupo en la casa del Trabajo en Belgrano

para compartir nuestras experiencias que se generan en nosotros
a partir de una tarea común en base al Método del Sr Gurdjieff
bajo la dirección de nuestros mayores en el Trabajo.
Algunos hemos comenzado abordando una sola de estas instanciasY despues nos fuimosincorporando al resto según se fue presentando la necesidad.


Para conocer más acerca de nuestro grupo se debe combinar una
entrevista personal llamando al 4545-1065
o al 1551437169 o al 20756903 por email a arca1990hoy@yahoo.com.ar

 

Grupo de Búsqueda de ser

ELMARINA

En el grupo encuentro el apoyo para mantener mi busqueda.
Siento que lo que pasa en mi también pasa en otros y eso me acompaña, no me siento abandonada a un camino sin soporte.
Aunque la busqueda y el Ser seamos solos, con el grupo siento que esta soledad es acompañada.
Las experiencias de los demás me ayudan a comprender mis propias experiencias.
Las actitudes y reaciones de los otros me muestran mis propias actitudes y reacciones que en otro ambito no las podria observar.
Con los compañeros de grupo puedo exponer, mirar, observar e vivir mis dificuldades de la personalidad sin miedo de mostrarme y con certeza de que las voy a poder trabajar.
Es la oportunidad de echar luz a los rincones oscuros de mi.

 

PATRICIA

Con el trabajo se genera una energía, sobre todo con el grupo, que no la he recibido antes.
Este trabajo me permite conectar con una parte de mí que la estoy descubriendo ahora por primera vez.
Quiero siempre volver a este lugar y continuar buscandome.
Sentir esta conexión me impulsa a querer ir cada vez más profundo.
Ya no estoy tan preocupada por “cuanto tengo que trabajar aún!, sino que esto poco a poco se está transformando en la alegría de que sea así.
Este camino me obliga a estar atenta y a observarme, a ver la vida con ojos diferentes y a aprender a valorar las cosas que parecen pequeñeces.
El grupo de hermanos de búsqueda me mostró que no es lo mismo un grupo de pertenencia a un grupo de trabajo. Esto último es muy importante para mí ya que aquí y con ellos puedo trabajar para conocerme.
Del trabajo no espero nada, agradezco el privilegio de estar transitándolo. De quien espero es de mí para continuar trabajando.

 

VERÓNICA

El trabajo en el grupo me da la posibilidad de continuar en la búsqueda del despertar. Al trabajar en espejo, puedo ver a traves de mis compañeros reflejos de mi porpia búqueda. Visualizar a través del otro aquello que no está conciente en mí, que se encuentra oculto, me ayuda a echar algo de luz al conocimiento de mi misma. Me permite ir lentamente desechado falsas máscaras y acercarme un poco más al yo verdadero, compartiendo el camino con compañeros que buscan el ser concientes.

 

PABLO

Creo que el grupo mantiene vigente en mí el deseo de buscar dentro mío, y hace que me sienta acompañado, con la búsqueda de los otros, creo que espero información y conocimiento de los otros buscadores que transitaron antes que yo, y me sirve ver en los otros las mismas tareas de búsqueda y sentirme reflejado, espero que me acompañen en mis cambios y en mis aún no cambios, así como yo siento la hermandad de búsqueda con los demás y sineto como en carne propia las dificultades de los demás, es muy beneficioso tenerlos y hacen que la soledad de ser yo, sea más acompañada, la búsqueda me mantiene más despierto y me abre una posibilidad real de estar más presente y de vivir un poco más intensamente el presente que me tocó y del que estoy muy agradecido hacia la vida.
Creo que tambien espero ayuda para intentar el autoconocimiento y para desechar de mí viejos vicios que no me conducen a nada y me alejan de mi ser verdadero.

 

LAURA

Lo que busco es encontrarme frente a frente .
Con el grupo logro descubrir esas partes o personajes que actuan de similar o igual tarea en mí.
El grupo es el apoyo a continuar, mi despertador.

 

HUGO

El trabajo en grupo me hace notar mi mecanicidad y la cantidad de personajes que usurpan el lugar que yo podría ocupar si realizara la paciente y ardua tarea de desenmascararlos. Dios me de fuerza y perseverancia para conseguirlo !
Me disciplina en el arte de escuchar, comprender y ponerme en el lugar de los demás..
Me ayuda a animarme dejar de darme importancia y ser más humilde.
Me entrena en aceptar la verdad y perder el temor de reconocer que uno no es lo que se imaginaba.

 

ADRIANA

El Grupo
Una sola es muy poco lo que puede hacer.
Necesita de quien haya transitado antes por el camino, y también necesita a otros, pares, con quien compartir las experiencias. La fuerza del grupo es muy grande.
Si uno llega un poco caído, la energía del grupo lo levanta, y a la vez uno es partícipe de esa energía.
Las experiencias de cada uno, enriquecen a los demás. Uno no está solo en la lucha, en la “Guerra Santa”.
Al sentir esto ¡que alegría!.

 

ARDAVÁN

Mis impresiones sobre mi trabajo en el grupo son realmente fructìferas,,,he notado durante este año que và en curso que mis momentos de recuerdo de sì,son cada vez màs reales,,he constatado que por este solo hecho mi lucidez y energìa ha mejorado notoriamente,,,quizàs ante los demàs sea cuàl como siempre pero internamente me siento cada dìa con màs armonìa,,,mi lucha interna es la misma pero mis herramientas para hacer frente a una y cada una de mis impresiones,,,trabajos que me dan a seguir,,tensiones cotidianas de cada dìa casi crònicas arraigadas en mì desde hace un buen tiempo,,,las puedo bajar,neutralizar y trabajar de un punto de vista extremadamente distinto,,,dolores intensos de cabeza,,,garganta atracada,,frente al clima hùmedo y taras de este tipo hoy sè que dependen de mì,,,nò de mis personajes nì de mi cuerpo,,,he constatado que haciendo un buen recuerdo de "aquì y ahora"logro neutralizar cualquier queja,,,en sìntesis me hace sentir muy bien,,,màs felìz,,contento y con mucho deseo de vivir,,,
 

MARA

El Trabajo me da la oportunidad de observarme desde una cierta distancia. Digamos que me ha enseñado a despegar la mirada de la frente. A darme un poco de aire de “estar tan ahí”, desorientada en el medio de la acción. Participando en el grupo, he descubierto personajes que hay en mí, que se reflejan en los otros. O viceversa. Esto ayuda mucho a ver las propias cuestiones, al sentir una fricción provocada, que de otra forma no sería advertida. Las tareas dadas, que luego se charlan en el grupo, son nutritivas, ya que cada experiencia “del otro” resuena como una experiencia propia. En lo personal, el trabajo grupal ha sido una de mis resistencias a lo largo de la vida. Hoy comienzo a entender porqué y a sentir que existe otro camino menos egoísta, más humano.

 

 

ALEIKA

Esto es lo que me sale de mi interior cuando pienso en el GRUPO GURDJIEFF:

El grupo Gurdjieff produce entendimiento de nosotros mismos, de la vida y de las personas.
Es una apertura hacia nuestro interior desconocido y si bien el camino es individual en el grupo se dan las pautas justas para la comprensión.



 

ANA

La llegada al grupo ha sido para mí un regalo. La posibilidad
de verme y trabajar cuando otros, aún invisibles para mí, se sientan a mi lado, danzan conmigo es un abrazo sin fin que multiplica las puertas. Entonces, desterrada de mí, puedo encontrarme con ellos en mí misma y a mí misma en ellos.


 

LUCILA

La explicación de la existencia y razón de ser de las personalidades que tenemos, me ayudo a observarme y a comenzar a conocerme.

 Las danzas son bellísimas, y luego de realizarlas, en algunos momentos, cuando parece que el grupo lograra ejecutarlas con cierta destreza y fluidez, con cierto esfuerzo consciente y atención, se siente como si algo dentro de uno, se estructurara de forma más perfecta, bondadosa y cristalina. Se alcanza el ahora sagrado. Se observa el mundo de otra manera y se piensa diferente. Los movimientos, las palabras, hasta la respiración están coordinados por un yo observador consciente… Estoy muy agradecida de estar en el grupo.

 

 

HANE

Llegué Después de un largo recorrido. Un camino lleno de piedras, de precipicios, de baches. Cuando me tropezaba con algo, cuando un árbol no me dejaba ver el bosque, cuando se me atascaba el pie en algún lodazal y no podía caminar más, me enojaba con el camino, con las piedras, con el barro.
Entonces me detenía más. Me hundía más en los pantanos. Me quedaba inmóvil bajo el peso de la ira. No entendía que los baches, las piedras y los lodazales estaban dentro de mí y no fuera.
Poco a poco, desde que descubrí este modo de trabajar con las propias sombras, toda anomalía y negatividad es como un mineral en bruto que espera ser pulido.
Todo puede servir o nada puede ser útil.
Ha sido un gran descubrimiento para mí, e incluso me faltan palabras, porque para mí es casi un milagro el tener la posibilidad de abrir una puerta que me conduzca hacia lo más desconocido de mí.
Antes no sabía nada de mí, ahora al menos sé que he dormido tanto…
Agradezco al universo esta oportunidad de comenzar a trabajar para despertar.

Otros textos:
Veo mi imagen el vidrio. ¿soy linda? ¿soy fea?
Mi rostro es un desierto cuyas grietas son los trazos de los caminos que he andado.
En el reflejo veo también partes oscuras, sombras: ¿me afean?
Son los huecos que tendrá mi cráneo cuando a mi piel se la lleve el viento como si fuera ceniza.
Cada surco es un trazo sobre el libro de mi alma. Sobre el libro de piel que es mi rostro.
He de amar mi rostro, mis irregularidades. Mi desierto aceptarlo. En el desierto crecen las formas de vida más tenaces, se aferran a la vida, a una gota de agua.
En él la vida es fecunda. Sus cavidades, sus poros, sus impurezas están en las montañas más antiguas, no hay nada en mi rostro que no esté en ellas, no hay piedras viscosas de musgo que no estén en mí.
Hay tanto en mí. Un río. Un cauce, un océano. El universo entero.
El misterio de la muerte. Y bajo el mismo misterio la vida.

II
Los murmullos de la gente son como un río.
Todo es como un correr de agua y yo entre esa corriente, bajo el agua, me quedo quieta.
Observo.
Es agradable estar en la corriente. Dejar que todo pase.
Como un río. El tiempo, la presencia.
Todo confluye en este punto. Todo confluye en este instante.
Este instante que es un punto de fugo gracias al cual todo se sostiene.
Un solo punto sostiene el espacio, las líneas, los colores.
Ayer y mañana confluyen en el hoy. En este instante.
La que fui vuelve del mañana.

 

ALEJANDRA

Ingresar al Trabajo me ha permitido comenzar a ver actitudes y reacciones que están en mí y que son las que dirigen mi vida sin que la voluntad pueda intervenir.

Trabajar con un grupo de buscadores me aporta el apoyo necesario para poder comenzar mi propia búsqueda. Con los compañeros puedo intercambiar experiencias que se van observando en el camino de la búsqueda hacia algo más real en mí.

 

 

FERNANDO

El trabajo en el grupo esta ayudandome a conocerme.
Escuchar las dificultades que se les presentan a otros compañeros, y poder compartir las propias, me ayuda a tratar de ponerme en los zapatos del otro, a comprender un poco más a las personas, y por lo tanto a mi mismo.
Escuchar realmente, es algo muy dificil y poco habitual.
Exige estar realmente presente el mayor tiempo posible, no dormirse y tartar de ver las cosa desde otra perspectiva.
Tener una mirada diferente a los problemas habituales, abre otros caminos, otras posibilidades.
Para alguien que esta buscando, compartir esos nuevos caminos con otros compañeros de busqueda, es algo para agradecer.
Creo que la mejor forma de agradecer es trabajando sobre uno mismo todos los dias.
 

ANA MARÍA

El participar de los grupos y las danzas me ayuda a estar presente. El trabajo para el verdadero conocimiento del Ser encuentra apoyo entre otros buscadores. Compartir el camino con ellos me alienta para continuar.


FRANCISCO

Las Danzas, junto a la música,
las percibo como la puerta de entrada más bella
a la enseñanza de Gurdjieff.
Los retiros al "monasterio" me dejan una buena cantidad de impresiones,
deseables de ser observadas y recordadas.
Gracias! a los buscadores que he encontrado.

JUAN

Uno siente en la vida en ciertos momentos que no está conforme con uno mismo, esto nos lleva a buscar la causa de este estado, lee, estudia, acude a profesionales en busca de respuestas, entonces tiene afinidad  con una enseñanza, intenta seguirla solo, pero se da cuenta que no puede, surje la necesidad de trabajar con otros que sientan lo mismo, pero aparecen los miedos e ilusiones de lo que puede pasale a uno al ir a un grupo con personas que no conoce, vence ese miedo y comienza a participar en el grupo y todos los temores se disipan, reconoce en los compañeros la misma necesidad de encontrar respuestas y el opoyo para seguir adelante. Cada charla, cada retiro y las danzas, que me hacen sentir tan bién, me aportan material para conocerme a mi mismo, para comprenderme y aceptarme. Me siento afortunado por poder participar de este grupo.

 

 

 
ALEXIS

El grupo renueva mi anhelo de búsqueda, es verdad que cada camino es personal, pero acá puedo encontrar que por más que camine solo es necesario ser espejo con el otro para cruzar los puentes.
Es un reencuentro constante conmigo y con el otro, me asombra la atmósfera que se crea de manera consciente con la búsqueda grupal.
Observar el cambio en el otro es observar mi propio cambio, eso genera una fuerza que me hace sentir presente.

 
MONICA

Hemos cumplido las responsabilidades de la  vida  con esmero y dedicación :fuimos “buenos amos de casa” pero ,hay un momento en que nos planteamos que nada de lo que nos ofrece el exterior puede contentarnos, que hay una tarea individual que no emprendimos  …….. en ese momento solo sentimos un profundo anhelo en nuestro corazón de algo más (aunque no sabemos qué) …y así empieza nuestro derrotero de “buscadores”… · En ese preciso momento apareció en mi vida el trabajo que nos legó Gurdjieff : primero como un doloroso proceso de análisis de mis estados interiores (que increíblemente desconocía), la determinación de los múltiples “yo” que me habitaban  como usurpadores ilegítimos de mis sentimientos (y que también desconocía) y luego,…..  como   el recordatorio de la transmisión amorosa que nos fue legado de niveles superiores…… · En este momento solo puedo trasmitir como experiencia : que me ha tocado el corazón éste mensaje enviado a través de  los tiempos, por  tantos hombres y mujeres -que antes han transitado el camino-, y que nos han dejado las pistas para emprender la más grandiosa aventura que puede realizar un ser humano : romper el circuito del sueño y  ser  verdaderamente consciente..

 
MARIANA

Encontré en las danzas la puerta de entrada para acercarme al equilibrio y al conocimiento de mi misma: es increíble como se manifiestan al practicar las diferentes cuestiones (características de la personalidad, interacción con los integrantes del grupo, etc, etc) a trabajar  sobre uno . Por otra parte el grupo me permite y ayuda a mantener la presencia,  poder  descubrir en otros integrantes , personajes que también tengo y que no podría ver tan claro de otro modo y a observar como resuenan en mi experiencias de otros. En cuanto a los Retiros:  son una “muestra riquísima y “concentrada” del Trabajo , donde , a través de situaciones, en apariencia  sencillas e inocentes , suceden verdaderos movimientos de energía capaces  de mostrarnos algo de nosotros y que, si lo aprovechamos , nos permiten el acercamiento a un conocimiento verdadero

 
LUIS

 

NOEMÍ

 

 

 
ISIDORO

 

 
TATIANA

 

Encontrar el grupo fue como dar con el primer escalón para comenzar mi camino interno, conocí  personas con una búsqueda verdadera, cuyas vivencias y sentimientos se reflejan en mi  aprendo de ellas, en una especie de simbiosis entre sus experiencias y mi ser, me entiendo y veo también a  través de ellos.

 
EDUARDO

Además de trabajar para uno mismo y para el Trabajo hay que hacerlo con el grupo y lo considero fundamental.  Las reuniones son una gran oportunidad para ayudarnos a despertar, apoyados por la paciencia, la comprensión y los aportes de los demás, algunos con más tiempo en el trabajo y otros con menos, pero cuya participación es enriquecedora siempre.  Cuando escucho la problemática y las reflexiones que cada uno presenta, siempre me asombra que aunque sea una pequeña parte está relacionada conmigo y eso me ayuda a volverme más consiente y la devolución también me resulta apropiada. Hace un tiempo no pude concurrir un mes y sentí como gradualmente la energía me disminuía y mi trabajo decaía sensiblemente.  Fue una buena experiencia para valorar mucho más el trabajo grupal. El Trabajo es muy difícil y querer hacerlo sólo me parece imposible.

 
GUILLERMO

 

 
SADIE

"Creo saberlo todo, la soberbia espiritual es lo peor"; pienso, mientras mi compañero habla, o: Lo que dice es lo mismo que me pasa a mí... El otro es inevitablemente un reflejo. Cuando soy reactiva y, algo o alguien me produce aversión, en El Trabajo estoy alerta. Intento tomar distancia y no identificarme. Veo mis personajes. En Los Movimientos el segundo de conexión interna es de gran conciencia. Salgo íntegra: algo logró la unión.

 
ESTELA

 

 
NELSON